fbpx

Perder peso rápidamente es una de las razones por las que recurrimos a esas dietas milagrosas. Muchas de estas dietas ponen en riesgo tu salud debido las indicaciones que dan. Si están pensando en perder esos kilos de mas, te damos estos tips saludables para que te deshagas de ellos sin descuidar tu salud física y mental.

Fíjate un objetivo realista:
No te plantees perder todo tu sobrepeso a corto plazo. La pérdida de peso es algo que se logra gradualmente y dependiendo de tu metabolismo, los resultados varían mucho. Lo que nos lleva a nuestro siguiente punto.

No te obsesiones con el peso:
No estés pendiente de los números que aparecen en la balanza, el mejor indicador de estas bajando de peso es tu misma ropa. Sigue una dieta saludable y muy pronto podrás entrar en tus ropas favoritas.

No te saltes las comidas:
Saltarse las comidas es un gran error que muchos comenten cuando buscan perder peso. ¡Saltarse las comidas puede dañar tu organismo e incrementar el aumento de peso! El metabolismo de tu cuerpo trabajará mas lento si no recibe los nutrientes de las comidas y le costará mas quemar la grasa.

No solo eso, el organismo creará mas insulina que provocan una mayor hambre que te puede hacer comer una mayor cantidad y mas rápido de lo acostumbrado, cosas que contribuyen mucho al aumento de peso.

Usa el “Método del plato”:
Llena una mitad con verduras, un cuarto con proteínas (carnes o legumbres) y el otro cuarto con hidratos (pan, arroz, pasta,etc) para tener así una dieta balanceada.

Bebe Agua:
Ademas de mantenerte hidratado(a), el agua fría y a temperatura ambiente ayudan al cuerpo a metabolizar la grasa almacenada o los carbohidratos y obtener un mayor porcentaje de calorías quemadas.

También sirve tomar en cuenta que al tomar agua, no estás tomando otro tipo de bebidas altas en calorías o azucares que son responsables por el aumento de peso.

Haz ejercicio:
Complementa tu dieta con ejercicio, el ejercicio te ayudará a activar tu metabolismo y ayudar a desarrollar tus músculos. Hacer ejercicio ayuda no solo a perder peso y ponerse en forma. también ayuda a liberar estrés, despejar la mente y aumenta tu confianza.

Aprende a decir “no”:
Muchas veces, por presión social, tendemos a aceptar una cervecita, unos chocolates u otros alimentos que sabemos va a perjudicar nuestro objetivo de perdida de peso. Es importante que tengas la decisión para poder rechazar de manera cortes las tentaciones que se presenten en tu entorno social.

Se constante:
Por último, no te rindas ni te sientas que has fracasado si te “saltas” tu dieta. ¡Se perseverante y vuelve a intentarlo, si lo haces, ya veras como lograrás alcanzar tus objetivos!

Hola. ¿Necesitas ayuda?