fbpx

La cúrcuma es uno de esos ingredientes casi mágicos por los muchos beneficios que aportan a nuestra salud. Esta planta de origen asiático, conocida principalmente por ser buena para el estómago, el hígado, el sistema respiratorio y la piel.

La curcumina ha sido útil en los tratamientos y alteraciones de la piel, como psoriasis, infecciones bacterianas, hasta como inhibidor del efecto de la oxidación del DNA de la epidermis, previniendo el cáncer de piel, ¡imagínate lo que puede hacer por nosotras y la belleza!

Adiós manchas en la piel

Mezcla una cucharada de cúrcuma con tres de leche y revuelve hasta obtener una pasta. Aplica sobre la mancha que desees tratar y déjala actuar durante toda la noche.  Al día siguiente lava con abundante agua. También puede ser una cucharada de cúrcuma con tres cucharaditas de jugo de limón, deja esta mezcla por 30 minutos y luego enjuaga.

Piel exfoliada

Utiliza ½ cucharadita de cúrcuma y agrega un poco de agua (solo unas gotitas). Aplica esta mezcla son movimientos circulares en el rostro, deja actuar por tres minutos y enjuaga.

Piel sin impurezas

Mezcla ½ cucharadita de cúrcuma y polvo de sándalo con un poco de agua, revuelve todo perfectamente y aplica esta pasta en el rostro como mascarilla, déjala actuar por 5 minutos y retira con agua tibia.

 Es recomendable realizar estos tips por la noche o en fin de semana, ¡cuéntanos cómo te sentiste con ellos!

Hola. ¿Necesitas ayuda?