fbpx

Estar bien psicológicamente hablando, está muy vinculado con las emociones que experimenta y transmite cada persona.

Muchas veces se subestima la salud emocional y esto es un error. Ya que una buena salud emocional determinará la calidad de las relaciones personales, laborales en la vida.

Además, enfocarse en estar bien emocionalmente, puede ayudar a que no presentes problemas de ansiedad, estrés o depresión. La salud emocional depende de que seas capaz de desarrollar diferentes habilidades y herramientas que te ayuden a regular tus emociones, ya sean negativas o positivas.

Para ello te dejamos algunos consejos que te ayudarán en esta tarea:

1.Entiende la importancia y el impacto de tus emociones:

Realiza ejercicios de introspección, para que puedas identificar como las emociones intensas que podrías presentar como la ira, el enojo, la frustración, la euforia o el miedo afectan tu vida.

El no saber manejar este tipo de emociones te puede causar problemas con terceras personas. De allí parte la importancia de saber manejar estas emociones que normalmente surgen de forma espontánea.

2.No reprimas, regula:

Saber el efecto y causa de tus emociones es solo el principio para aprender a mejorarlas. No suprimir o reprimirlas es lo segundo más importante, ya que esto podría perjudicarte aún más.

Sin embargo, vivir las emociones con infinita pasión tampoco es recomendable, es necesario lograr un equilibrio. Experimentar la vida y sus emociones de una forma consciente, te ayudará a hallar ese punto medio entre las emociones intensas y la ausencia de las mismas.

3.Identifica tus emociones

Para poder regular tus emociones, necesitas saber, qué estas sintiendo, para ello, hacerse una serie de interrogantes es muy útil.

  • ¿Qué estoy sintiendo en este momento?
  • ¿Qué sucedió para terminar sintiéndome de este modo?
  • ¿Puede haber otra explicación que tenga sentido?
  • ¿Quiero hacer algo con este sentimiento?
  • ¿Esta acción va a mejorar o a empeorar mi estado?
  • ¿Tengo una mejor manera de lidiar con ellos?

Responder estas preguntas y reflexionar sobre ellas te ayudará a identificar por qué emociones estás transitando y esto te ayudará a saber cómo reaccionar ante ellas.

4.Acepta cada una de tus emociones

Según estudios publicados en Cognition and Emotion y Journal of Personality and Social Psychology, aceptar las emociones puede contribuir a incrementar los niveles de satisfacción y bienestar emocional.

5.Haz anotaciones sobre tus emociones y cómo te sientes con ellas:

Esto te ayudará a comprender mejor tus sentimientos. Estudios publicados en Journal of Affective Disorders y Psychophysiology encontraron que la escritura expresiva puede ser un tipo de terapia efectiva en personas con trastorno depresivo mayor (MDD, por sus siglas en inglés) y preocupación crónica.

6.Respira hondo

Antes de dar rienda suelta a alguna emoción (Sobre todo si esta es negativa) Respira profundo y piensa si lo que vas a decir o realizar compromete o empeora alguna situación. Es importante que logres hacerlo cuando experimentas emociones fuertes, ya que es con ellas, que solemos actuar de forma impulsiva.

Respirar profundo además te ayuda a oxigenar el cerebro, calmando tu mente y equilibrando tus pensamientos.

Toma el control aplicando los siguientes consejos:

  • Inhala profundo y de forma lenta, ten presente que este tipo de respiración se realiza con el diafragma. Además, intenta enfocar tu mirada en un punto o cierra los ojos.
  • Retén el aire, cuenta hasta tres y luego exhala de forma pausada.
  • Intenta incorporar un mantra del tipo “todo fluye” o “estoy tranquilo”. Esto suele ser de ayuda para algunos.

7.Espera el momento indicado:

Luego de la pausa que realices para respirar profundo y pensar, pregúntate si es realmente necesario que actúes en el momento. Esperar el momento más oportuno para expresar una emoción intensa, no es fácil, lleva tiempo lograrlo, pero fundamental para el bienestar emocional.

8.Consigue espacio:

Si lo consideras necesario para lograr calmarte, aléjate un momento del sitio donde se está presentando la causa de una emoción que sientes que puede descontrolarse. Para ello puedes retirarte de forma física o virtual, da un paseo, comparte con alguien ajeno al conflicto, escucha algo de música relajante o incluso date un baño que te permita refrescarte y pensar en soledad.

9.Medita:

Suena cliché, pero la meditación y el deporte pueden ayudar mucho a la salud emocional.

Meditación, taichi, yoga o correr, te pueden ayudar a canalizar emociones y sentimientos negativos, además, estas actividades podrían ayudarte a reflexionar y así elevar tus niveles de conciencia sobre tus sentimientos, su origen y la manera más adecuada de dejarlos fluir.

10.Disminuye el estrés:

Aunque suene difícil de hacer, hay ciertas cosas que podrías hacer para mejorar tu salud emocional y por ende disminuir el estrés que puedas presentar ante ciertas situaciones como:

  • Comer sano
  • Hacer actividad física
  • Dormir horas al día

Estas tres practicas son excelentes para reducir los niveles de estrés.

11.No olvides la nutrición

Una buena nutrición es vital para desarrollar la resiliencia mental. Hoy en día, nuestras mentes tienen mucho con lo que lidiar (trabajo, estudios, familia, pandemia), por lo que es importante fortalecernos con una alimentación balanceada y suplementos que pueden ser nuestros mejores aliados en el cuidado de la salud emocional:

 Suplementos de omega que están indicados para optimizar los niveles de serotonina.

Vitaminas de grupo B, contribuyen a combatir el estrés, la ansiedad y la irritabilidad y nos llenan de vitalidad.

El magnesio contribuye en gran medida a promover una buena salud emocional, buen estado de ánimo durante el día y relajación en la noche, además, es un mineral que favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso y la salud psíquica.

12.Busca ayuda con un experto

Si sientes que lo has intentado todo y no funciona, quizá sea hora de buscar ayuda con un profesional. Buscar ayuda externa no está mal y es 100% válido. Piénsalo de esta forma, si cuando te duele una rodilla vas al médico para buscar el mejor camino de reducir o eliminar el dolor, ¿Por qué no lo harías cuando sientes que te duele la parte emocional?

Fuente: https://muysalud.com/

Hola. ¿Necesitas ayuda?